jueves, 22 de diciembre de 2011

Primer capítulo: Presentación


"Caronte es una organización que fue creada por las cuatro casas nobles que formaban parte de la casa Blackross: la casa de Dawnrain, que representaba el amor. La casa Roodsword, representando el valor. La casa Felder, la sabiduría. La casa Lochdusk, que representaba la lealtad y la oscura casa de Dunkleit. Los fundadores fueron los cinco herederos; Alexander Blackross, Shelly Dawnrain, Elliot Roodsword, Arthur Felder, Jack Lochdusk y Lucius Dunkleit.
Fue creada con el fin de acabar con los poseídos, de cerrar la brecha que comunicaba el mundo humano con el Hades y de proteger a la rosa negra.
Antes de que las cinco casas ducales, antes de que la brecha apareciese y antes de que fuesen nombrados los guardianes, cuentan las leyendas que el mundo era bello. Por supuesto, no era puro del todo, porque la naturaleza del ser humano es corrupta, y, por supuesto, existían los ladrones y los asesinos. Al igual que los incendios, los tiranos y la injusticia. Pero al menos, no toda la gente vivía con miedo. Dicen que la gente podía andar por las calles con tranquilidad, que podían bañarse en las cristalinas aguas del mar y que los niños jugaban hasta altas horas de la tarde. Pero eso fue hace un siglo y medio, antes de que se abriese la brecha.
Cuando la brecha se abrió, los demonios invadieron nuestro mundo, y nada volvió a ser igual. Los demonios no pueden sobrevivir en nuestro plano dimensional si no tiene una fuente de energía de la que alimentarse. Y comenzaron a tomar la energía de los seres humanos.
Cuando un demonio posee a un humano, no hay nada que se pueda hacer para ayudarle, como mucho, aliviar su dolor acortando su existencia. Los demonios chupan poco a poco la energía del humano, aparte de que lo controlan como si fuese una marioneta, obligándolo a matar y a destruir, por simple diversión. Los demonios disfrutan con la destrucción, por eso encuentran tan atractivo nuestro mundo. Porque hay muchas cosas para destruir. Aunque los humanos nos hayamos encargado de la mayoría de ellas.
Tanta muerte y destrucción, junto con la absorción de energía, causan graves estragos en los humanos, que acaban en la muerte. En el mejor de los casos.
Por eso fue creada la organización Caronte, para destruir a los poseídos y así, destruir a los demonios que los habitan. Pero los demonios no mueren tan fácilmente.
Solo un demonio puede matar a otro. Por eso, cada miembro de la organización de Caronte debe entrar en el Hades y "cazar" a su propio demonio. Con cazar me refiero a que debe ofrecerle un contrato y un cuerpo. Hay muchos demonios que no tienen, digamos, la fuerza como para atravesar la brecha. A esos demonios se les ofrece un vínculo, que es un objeto o el cuerpo de un animal al que puedan poseer. Entonces decimos que se ha creado un contrato o un vínculo entre el demonio y su poseedor. A los humanos que han realizado un contrato se les llama Poseedores. El único problema que tienen los poseedores, es que, cuando contraen el vínculo con su demonio, dejan de crecer. Es decir, si cumplen años y acaban muriendo, pero sus cuerpos mantienen la apariencia de la edad que tenían cuando poseyeron a su demonio. Esto, depende de por donde se mire, puede ser una ventaja o un inconveniente.
Hoy en día, en la tierra, existen tres tipos de personas: los poseedores, los poseídos y los simples, que son los que aún no han sido poseídos, pero que tampoco poseen ningún demonio.
El trabajo de los Poseedores es proteger a los simples, custodiando la brecha para que los demonios no lleguen a nuestro plano y de, en caso de que los demonios consigan pasar, eliminar al demonio, o en el peor de los casos, al poseído.
Desde que la brecha se abrió por primera vez, Caronte ha logrado grandes procesos. La gente ya casi puede vivir con normalidad, y solo tenemos un altercado de vez en cuando. O eso es lo que le hacemos creer al gobierno y al pueblo. La verdad es que los demonios se están descontrolando y cada vez aparecen pequeñas brechas, que si no se cierran a tiempo, pueden agrandarse y provocar pequeños desastres.
Así es como funciona la organización para la que trabajamos mi hermano y yo desde los quince años.
Por lo menos, así era como funcionaba hasta que apareció la rosa negra."

miércoles, 21 de diciembre de 2011

"Demons: The Black Rose"


Supongo que a la mayoría os importará un bledo, pero me he propuesto escribir otro libro. Tras el fracaso de algunos trozos que he publicado aquí (como el de "Aeryn" o el de "Alma"), he comenzado con otro que me gusta un poco más.
Por ahora, ya llevo escrito siete capítulos. Según vaya viendo, los iré publicando. La cosa va así: son dos historias paralelas, una en el presente y otra en el pasado. Los lectores tendrán que ir entrelazando las dos historias hasta darse cuenta de qué tienen en común.Creo que la historia os gustará, es muchísimo mejor que mi anterior "Libro".
Aquí os dejo el prólogo (Y el título, que es el de la entrada). Espero que os guste.
"-Por favor , no abras la puerta-
El joven rió de forma siniestra.
-¿Y qué piensas hacerme si la abro, querida tía?-
La mujer le miró con ojos suplicantes.
-Por favor, por favor. Piensa en tus primos... Te lo suplico-
Por un segundo, el dolor cruzó los ojos del joven, pero acto seguido, aferró el pomo de la puerta con fuerza.
-Tengo que hacerlo, tía. Es la única forma de que Ellie vuelva-
La mujer sollozó y se aferró inútilmente el pie de su sobrino. El joven tiró del pomo de la puerta, que cedió dócilmente.
-Lo siento...-
La puerta se abrió y la oscuridad se tragó las palabras, como un animal famélico"