lunes, 6 de junio de 2011

¿Se puede?


Antes de comenzar el capítulo, he de decir que es el número 23 que escribo de este libro. Nunca pensé que llegaría hasta aquí...Gracias a todos los que perdéis vuestro valioso tiempo leyendo esto...
"Alex apareció en el umbral de la puerta y esquivó por los pelos el cojín que le acababa de tirar.
- Ups, lo siento- Me disculpé -Pensé que eras...-
- ¿Angelo o Jake? -
- Si...-
- ¿Acaso tengo cara de bruto? - Bromeó.
Me acurruqué en la cama, achuchando mi peluche de perrito. Le hice un gesto a Alex para que se sentara.
- Es la primera vez que estoy en la cama con una chica -
Sonreí y él hizo lo mismo. Es como si a Alex le hiciese feliz hacer feliz a los demás...Es tan bueno...Tan dulce. No se parece nada a Angelo.
-¿Estás bien? - Preguntó de repente.
- ¿Tu qué crees? -
- Que no - Se acercó un poco a mi y me acarició la palma de la mano. Un escalofrío recorrió mi cuerpo y mil mariposas revolotearon en mi estómago.
- ¿Sabes? Yo perdí a mi padre cuando era muy pequeño. Me costó muchísimo asimilarlo, y a Avril...Bueno, ella aún no ha conseguido asimilarlo, por mucho que finja que no pasa nada y que ella sabe cuidarse solita...Cuando mi madre me veía llorar, se ponía triste y me decía " No llores cariño. A papá no le habría gustado verte llorando..."Y acabábamos llorando los dos. Así que comencé a esconder mis lágrimas y a tragarme la tristeza para no ver sufrir a mi madre- Hizo una leve pausa - Y cuando necesitaba llorar, me escondía para que papá no me pudiese ver...-
-Lo siento - Me lamenté. Alex tenía un tono de voz tan triste que pensé que iba a llorar de un momento a otro.
- No lo sientas - Dijo mientras negaba con la cabeza - Luego, al hacerme mayor, comprendí que mi padre había muerto por lo que creía y amaba. Mi padre murió matando Nefilims durante una batalla, como un héroe...Mi héroe - Suspiró y me miró con sus profundos y tristes ojos azules - Por eso no quiero dejar de luchar. A pesar de mi..."enfermedad". Yo...Yo quiero ser como mi padre. Moriré matando y no en un sillón con cien años - Sonrió - Además, esa no es vida para mí. Tiene que ser aburrido...Una vida tan larga, digo -
- Eso es admirable Alex...Pero yo no quiero que te mueras-
Su sonrisa se ensanchó un poco.
-Te lo agradezco, pero... Cuando me vaya a morir, ¿me concederás un beso como último deseo? - Estaba bromeando, pero lo dijo tan serio que se me rompió el corazón.
- Claro que sí - Dije - Pero ten cuidado, que a lo mejor con el beso te transformas en rana - Bromeé para quitarle hierro al asunto. Ya estoy harta de muertes.
El rió.
-Yo ya soy una rana, con tu beso me transformaría en príncipe -
Reímos los dos.
Nos quedamos un rato en silencio, sus dedos todavía acariciaban la palma de mi mano.
- Gabrielle...He estado pensando...-
-¿Si? -
- Si tenían a tu padre encerrado sería por que lo necesitaban para algo ¿no? -
Me quedé quieta. Todos mis sentidos se suspendieron.
- Si no - Continuó - Le habrían matado hace tiempo ¿No crees? Además, tu no viste como le mataban. Tu viste como "Una marea de demonios se lo tragaba". Quizás...quizás lo dejaron inconsciente para volverlo a encerrar...-
Se me iluminó la cara de pura alegría y empecé a reírme como una loca. Lo que decía Alex tenía sentido...Tenía MUCHO sentido. Además, era verdad que yo no había visto como lo mataban. Seguro que Jack le necesita para algo, Élias había dicho que mi padre había sido el mejor cruzado de todos los tiempos ¿no? Mi padre...Seguro que sigue vivo...
Me arrojé encima de Alex y le abracé con fuerza.
- ¡Tienes razón! ¿Cómo no me di cuenta antes? Oh Alex, te quiero-
En ese preciso momento hicieron acto de presencia Angelo y Jake en mi cuarto.
Alex se sonrojó y se separó bruscamente de mi. Jake le dirigió una mirada asesina y Angelo arqueó las cejas con sorna.
- Estoooo...Yo ya me iba - Dijo Alex, colorado como un tomate, levantándose de un salto y dirigiéndose a la salida.
Se giró:
- Recuerda lo que te he dicho - Dijo antes de desaparecer por el pasillo.
Angelo le miró desaparecer y luego me miró y soltó una risita que a mi se me antojó bastante borde. Siguió a Alex y cerró la puerta suavemente, no sin antes guiñarme un ojo y decir:
- Volveré luego, princesa -
Jake me miró y, tras un largo suspiro, se sentó en el lugar donde Alex había estado hasta hace poco... Son tan distintos y tan parecidos..."
Dentro de poco veremos que pasa con los chicos...¿Gabrielle y Alex? ¿Gabe y Jake? O...¿Gabrielle y Angelo? No os impacientéis, que la acción está a punto de comenzar ;)

3 comentarios:

  1. Ooooh..
    Que escalofrio mas extraño me recorrió el cuerpo con tu ultima frase de.."No os impacientéis, la acción está a punto de comenzar".. e___é
    Quiero leer el siguiente ewe
    Pobre Avril, Celia tiene razón xD
    Esto se vuelve a poner muy interesante ..*jojojo*
    Aiins sigue asi pe-que-ña <3

    ResponderEliminar
  2. XD Avril tiene más pretendientes que Gabe, lo que pasa es que la mayoría son humanos...
    Intentaré acabar el próximo lo más pronto que pueda.

    ResponderEliminar